• 27/02/2024
  • 4 de minutos de lectura

Apostando por la alfabetización Ambiental

Apostando por la alfabetización Ambiental

Por María Eugenia Gutiérrez (*) –

Escuchar a los jóvenes y darle impulso a la Educación Ambiental en las escuelas, para que el cambio climático se convierta en un programa escolar, es una de las acciones a las que convoca UNESCO. Insistimos con el papel central que tiene la Educación en la vida de las personas ya que en las Instituciones Educativas se produce la socialización con miras a entender el bien colectivo y la lucha por el cambio climático resulta un camino para llegar a ello.

UNESCO organizó una encuesta y un conjunto de consultas con más de 17,000 jóvenes de 166 países, en cuestiones relativas al cambio climático. La encuesta reveló que el 27% de los participantes no puede explicar qué es el cambio climático, el 41% sólo puede explicar los principios generales y el 2% no sabe nada al respecto. Uno de cada cinco encuestados afirma que no se siente preparado para el cambio climático en función de lo que ha aprendido en la escuela.

Los jóvenes también se aburren con el aprendizaje pasivo y la “creación de afiches sobre el cambio climático”. Muchos quieren ir más allá del recinto escolar para aprender mediante actividades experienciales y basadas en proyectos, fundamentalmente a través del trabajo con organizaciones y especialistas locales, y menos mediante la “creación de afiches y pinturas sobre el cambio climático”. Los resultados de la Encuesta completos se pueden observar en el “Informe de la Encuesta mundial sobre las demandas de los jóvenes en materia de educación sobre el cambio climático” (UNESCO), el cual constituye un llamamiento.

Entre las recomendaciones que surgen a partir del procesamiento de la Encuesta, encontramos: la necesidad de mejorar la calidad de la educación sobre el cambio climático para que los jóvenes comprendan mejor el carácter complejo e interrelacionado y sean capaces de actuar; destacar las causas y ramificaciones socioeconómicas y políticas del cambio climático, haciendo hincapié en las causas humanas, las responsabilidades históricas, la justicia climática y los sistemas económicos alternativos, los conocimientos y tradiciones indígenas y las respuestas a los desastres naturales; desarrollar los contenidos en forma interdisciplinaria e integrarse en todas las asignaturas de los planes de estudios, con prácticas educativas formales y no formales que incluyan el arte, la música y la cultura local. El espíritu principal sería establecer objetivos claros, y que estén orientados a la acción a fin de preparar a los jóvenes para que hagan frente a las crisis climáticas, proporcionándoles la capacidad de actuar y aportar cambios positivos en las sociedades.

Y, en relación a la meta principal resulta indispensable considerar que los docentes deberían contar con recursos suficientes y adecuados, oportunidades de desarrollo profesional con la colaboración de los agentes de la comunidad de modo que tengan la confianza y la pasión necesarias para empoderar a los alumnos para que aprendan y se comprometan con la acción climática.

Fuente: Encuesta sobre “Los jóvenes exigen una Educación de Calidad sobre el cambio climático”. UNESCO 2022.

(*) Docente, exsecretaria de Educación


Fuente: Publicado en Nuevo Mundoedición 874 del 26 de febrero de 2024

Noticias Relacionadas

El foco en la Alfabetización

El foco en la Alfabetización

Por María Eugenia Gutiérrez (*) – De la constante preocupación por los resultados de los aprendizajes…
La importancia del perfeccionamiento de la profesión docente

La importancia del perfeccionamiento de la profesión docente

Por María Eugenia Gutiérrez (*) – En los tiempos que corren es fundamental repensar y examinar…
Niños fuera del Sistema Educativo, una exclusión de derechos

Niños fuera del Sistema Educativo, una exclusión de derechos

Por María Eugenia Gutiérrez (*) –   La Educación es un Derecho y una Obligación desde…