• 14/05/2024
  • 4 de minutos de lectura

La morosidad en el pago ya llega al 40% y pone en riesgo el funcionamiento de los colegios

La morosidad en el pago ya llega al 40% y pone en riesgo el funcionamiento de los colegios

Se da en un contexto complicado para el funcionamiento de los establecimientos educativos en la provincia.

El aumento de las cuotas en los colegios privados ascenderá a un total del 41,06% sobre el valor de marzo, según la resolución de la Dirección de Educación Privada del Ministerio de Educación. Y se da en contexto complicado para los establecimientos educativos porque la morosidad ya llega al 40%, según dio a conocer Silvia Berrino, representante legal de los colegios parroquiales en la provincia.

“Se hace muy difícil mantener los colegios funcionando”, dijo Berrino y dio como ejemplo que la boleta de la luz de cualquier establecimiento del sistema ya supera el millón de pesos.

En la provincia funcionan 19 colegios parroquiales, a los que asisten unos 18.800 alumnos. Hasta abril, la cuota promedio rondó los 21.000 pesos mensuales, pero ahora trepará a un promedio que superará los 29.600 pesos.

Se trata de un monto considerable en cualquier presupuesto familiar y más en una casa en la que los padres envían a varios chicos al colegio.

La resolución de Educación Privada, tras un acuerdo entre los representantes de los ministerios de Hacienda y Finanzas, de Educación y los representantes legales de los colegios públicos de gestión privada establece la modalidad para aplicar el incremento. La última palabra la tienen las autoridades de cada establecimiento. Así, por ejemplo, la suba del 41,06%, sobre el valor de la cuota de marzo y que se aplicará a partir de la cuota de mayo, se puede aplicar de una sola vez. La otra modalidad es aplicar un aumento del 30% sobre el valor de la cuota de marzo a partir de la cuota de mayo, y el 11,06% restante, siempre sobre la cuota de marzo, a partir de la cuota de junio de este año.

En la resolución se hace hincapié en la necesidad dar a conocer a los padres la modalidad de pago establecida.

Frente a este panorama, Berrino explicó que, a pesar de la crisis económica, no se ha notado este año en los colegios parroquiales una caída de la matrícula, al menos a nivel de alumnos del primario y del secundario. En cambio si se han registrado algunas bajas en el nivel inicial, en particular, en las salitas de 3 años, en las que, dijo, no es obligatoria la inscripción.

Para sostener los gastos de funcionamiento de los establecimientos, la representante legal dijo que cuentan con la ayuda de las comisiones de padres porque tienen un alto costo de elementos de limpieza, roturas de vidrios y bancos y otros gastos de mantenimiento. Incluso, para poder hacer frente a los gastos de las boletas de la luz, incluso desde el Gobierno provincial está la idea de lanzar líneas de créditos con tasas blandas para la instalación de paneles solares en los establecimientos educativos.

En el tema de la morosidad en el pago de las cuotas, aclaró que no hay medidas legales que puedan tomar para exigir el pago.

Noticias Relacionadas