• 10/06/2024
  • 5 de minutos de lectura

Periodismo y Ministerio Público

Periodismo y Ministerio Público

Por Eduardo Quattropani (*) –

Para empezar y no hacer alarde de méritos inmerecidos, recuerdo que el inciso 14 del artículo 11 de la Ley Orgánica del Ministerio Público dispone que “…debe informar a la opinión pública…”; en tanto, el artículo 1 de la precitada ley define como su función “…actuar en defensa del interés público y los derechos de las personas…” Luego, claro está, lo que se dirá a continuación no es más que el cumplimiento de la ley y de las mandas constitucionales.

En San Juan, los periodistas conocen los celulares de los Fiscales, Asesores Oficiales y Ayudantes Fiscales, por lo que tienen un contacto directo e inmediato con ellos, sin intermediarios ni protocolo alguno.

Los miembros del Ministerio Público Fiscal y Tutelar tienen asumido que los periodistas, los medios de comunicación, son aliados estratégicos en el cumplimiento de sus funciones, y por lo tanto, asumen que deben tener un contacto fluido con los comunicadores sociales.

Fiscales, Asesores y Ayudantes Fiscales concurren a los distintos programas sin formalismos, conscientes de que el periodismo es un arma vital para ganar la lucha cultural tal significa instalar y que se comprenda el Sistema Acusatorio.

Los periodistas reciben, día a día, momento a momento, la información de todo hecho o presunto hecho delictivo que ocurra en la Provincia; la más de las veces, a minutos de su ocurrencia; y también día a día reciben la noticia de las resoluciones que se obtienen en cada caso.

Casi mensualmente el periodismo recibe, a título de rendición de cuentas a la sociedad, las estadísticas del trabajo del Ministerio Público Fiscal y Tutelar, lo que da lugar a los diferentes análisis de los medios y sus correspondientes críticas, las que son recibidas como un aporte para mejorar el sistema.

Es decir, estamos alcanzando la madurez necesaria para que cada uno comprenda y respete el trabajo del otro. 

En el caso de Fiscales, el comprender, por ejemplo, los tiempos del periodismo, el modo de abordar los temas por parte de éste, la forma de transmitir los hechos y de valorar la actuación funcional de cada uno, asumiendo que ninguna crítica constituye un agravio personal, sino, simplemente, una manera de interpretar hechos y circunstancias.

La actitud asumida por Fiscales y Asesores respecto al trabajo de los periodistas se corresponde, ni más ni menos, con receptar un mensaje de la realidad y de la propia ley, en tanto, un delito no solamente es importante por la gravedad del mismo, sino también por su trascendencia social, lo que claramente se objetiviza por el abordaje que la prensa haga del hecho.

Como se verá, o se intenta hacer ver, la relación del Ministerio Público con la prensa se forja día a día, se nutre de realidades, se exterioriza en el abordaje que cada medio hace del trabajo de los miembros del Organismo, lo que supera, claramente, cualquier discurso de ocasión.

Creo, tengo para mí, que es el mejor homenaje que se puede hacer en el Día del Periodista.



(*) Fiscal General de la Corte de Justicia de San Juan


Fuente: Publicado en El Nuevo Diario, edición 2101 del 8 de junio de 2024


Noticias Relacionadas

“La única verdad es la realidad”

“La única verdad es la realidad”

Por Eduardo Quattropani (*) – Cuando el sábado y el domingo pasado acompañaba a Fiscales y…
Baño de realidad

Baño de realidad

Por Eduardo Quattropani (*) – Algunos amigos preguntan el motivo y la finalidad que he tenido…
¿Jueces a la carta?

¿Jueces a la carta?

Por Eduardo Quattropani (*) – Si hay algo casi «sagrado» en el Derecho es que el…