• 10/06/2024
  • 5 de minutos de lectura

El cambio de escenario que produce un bloquismo suelto

El cambio de escenario que produce un bloquismo suelto

Por Juan Carlos Bataller Plana –

La noticia política de los últimos días en San Juan es que el bloquismo está cada día más lejos del frente electoral en el que estuvo en las últimas dos décadas. Es decir, rompería con el justicialismo.

Y en las especulaciones respecto a qué hará en las elecciones de medio término, se va gestando una alianza con La Libertas Avanza.

El bloquismo es un partido que siempre juega a ejercer el poder. Puede tener tres diputados nada más pero siempre pedirá sentarse en la mesa de las negociaciones. Y para poder lograrlo, en su historia demostró un gran pragmatismo y una espectacular adaptación a las condiciones de cada momento.

Muchos de sus afiliados no se sentían cómodos en el frente con el peronismo. Entendían que era una forma de acceder a parte del poder y por eso terminaban acompañando electoralmente al peronismo.

Es más, importantes dirigentes, cuyo principal referente es Enrique Conti, ante la imposibilidad de ganar en internas terminaron saliendo del partido y jugando en Juntos para el Cambio, donde se sienten más representados desde lo ideológico.

Ahora con un peronismo en la oposición, no hay motivos para sostener ese acuerdo. Y si se puede hacer una alianza con el partido del oficialismo nacional, todavía siguen sin nombrarse muchos funcionarios de organismos importantes.

La Libertad Avanza es una fuerza que depende exclusivamente de Javier Milei. Si en las elecciones del año próximo, el presidente tiene una gran aceptación popular, tendrán muchos votos. Si Milei choca la gestión, directamente no podrán presentarse.

El principal referente y único con diálogo directo con la Nación es el diputado nacional José Peluc. Exbasualdista, hoy distanciado con el gobernador Marcelo Orrego, Peluc se caracteriza como un buen estratega y negociador. Eso sí, no tiene carisma y tampoco intenta tenerlo. Si Peluc se presentara fuera de la estructura de Milei, no tendría votos, pero la realidad indica que es quien hoy tiene la llave con el sello del león.

Dentro de esa estrategia, Peluc debe decidir si le conviene o no armar una gran estructura. ¿Cómo se tiene más poder, con una estructura grande o con un partido chico y siendo el único interlocutor?

Si la opción es lo último, el bloquismo puede darle la estructura electoral para el 2025. Y no hay compromisos para más adelante.

Un viejo militante peronista, partícipe de las campañas de los años ’80 y ’90, analizaba que no es malo para el peronismo que se separe el bloquismo:

-A excepción de la época de Gioja que tenía más del 60% de los votos, el peronismo sólo puede ganar cuando enfrente tiene al menos dos fuerzas con muchos votos. Hasta Escobar, que tenía gran apoyo, le costaba llegar al 40%. Y el bloquista que vote junto a los libertarios, es antiperonistas. No nos saca votos a nosotros, se los saca a Juntos para el Cambio.

Hasta ahora, desde el oficialismo provincial no han movido las fichas. Es demasiado temprano para mostrar estrategias. Incluso, a nivel nacional deben resolverse los propios problemas en el Pro y el radicalismo. Lo más probable es que recién el año próximo empiecen a mover sus fichas…

Fuente: Publicado en El Nuevo Diario, edición 2101 del 8 de junio de 2024


Noticias Relacionadas

La política se impuso a los técnicos

La política se impuso a los técnicos

Por Juan Carlos Bataller Plana – El desplazamiento de Nicolás Posse y su reemplazo por Guillermo…
A San Juan le va mejor con armonía política

A San Juan le va mejor con armonía política

Por Juanca Bataller Plana – En la Nación, durante gran parte del nuevo milenio, hay una…
Un pacto forzado es efímero

Un pacto forzado es efímero

Por Juan Carlos Bataller Plana – El Gobierno Nacional está obsesionado con la firma de un…